Ejercicios de yoga para bajar la regla
Ejercicios

Ejercicios de yoga para bajar la regla

Ananda Surya
Ananda Surya

Comentarios

El yoga es un remedio natural para casi todo. Ayuda a aliviar el dolor de espalda, a conciliar el sueño, a mejorar la energía y a liberar el estrés, según un artículo publicado por John Hopkins Medicine. Y, sorprendentemente, el síndrome premenstrual (¡y los calambres menstruales que lo acompañan!) no es una excepción.

De hecho, un pequeño estudio descubrió que las menstruadoras que practicaban yoga durante una hora semanal durante tres meses tenían dolores menstruales significativamente menos intensos que las que no lo hacían. Es más, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, los ejercicios de relajación pueden ayudar a aliviar el dolor menstrual mientras lo padeces, y seguir una sencilla rutina de yoga puede ser precisamente eso.

Siempre que empieces a sentirte hinchada, triste, dolorida o dolorida -y sepas que la culpa es de la menstruación- prueba estas posturas de yoga para los calambres menstruales y otros síntomas del síndrome premenstrual para nutrir tu cuerpo y volver a sentirte bien. (

A. De pie, separa bien los pies, apuntando con los dedos hacia fuera para que las caderas queden abiertas. Empieza a ablandar y doblar las rodillas, soltando las caderas hacia el suelo, flotando por encima a la altura que te siente bien.

Torsión vertebral

La práctica del yoga durante la menstruación es un tema controvertido. Hay quien dice que ninguna mujer debe practicar yoga durante la menstruación, otros dicen que se practique todo. Algunos dicen que se practiquen inversiones, otros que se eviten. Algunos dicen que una práctica fuerte es útil, otros dicen que hay que practicar asanas restaurativas.

Todas las mujeres son diferentes con respecto a la menstruación. Algunas pueden no tener ningún efecto secundario, tener poca energía o sentirse en absoluto diferentes a como se sienten durante el resto del mes, mientras que otras tienen un dolor tan extremo, cambios de humor, fatiga, hinchazón, irritabilidad, etc., que tienen que quedarse en cama los primeros días. Como ninguna mujer es igual, no hay reglas fijas sobre lo que hay que hacer durante la menstruación, pero hay algunas pautas generales que pueden ayudar. Lo importante es que escuchemos a nuestro cuerpo durante este periodo.

El ciclo menstrual es muy delicado. Si estamos estresadas, viajamos, cambiamos de dieta, etc., nuestro ciclo puede cambiar. Es muy importante ser consciente de nuestro ciclo y escuchar a nuestro cuerpo. Las que no lo hacen pueden tener a menudo periodos irregulares o no tenerlos, junto con muchos otros síntomas. El estado de nuestro ciclo menstrual refleja el estado de nuestra salud física y mental. Por lo tanto, no sólo las asanas pueden influir en él, sino también la mente, lo que convierte la meditación y la reflexión en una práctica importante.

La mejor postura para los dolores menstruales

La amplia cobertura de noticias locales, estatales y federales sobre sanidad y medio ambiente de Angela Underwood incluye la póliza de indemnización de los primeros en responder al 911 y el caso de contaminación del agua por Ciba-Geigy en Toms River, Nueva Jersey. Además, ha cubierto temas relacionados con la salud, como la muerte y la agonía, el cuidado de la piel y el trastorno del espectro autista.

Las siguientes posturas están pensadas para su uso como práctica restaurativa en casa y pueden ayudar a aliviar los dolores menstruales. La elección de hacer yoga puede o no sentirse bien durante diferentes momentos del ciclo menstrual. Asegúrate de escuchar a tu cuerpo y sólo opta por practicarlo cuando te siente mejor.

Baddha Konasana, la postura del zapatero, abre la región pélvica. Para una versión más suave, inclínate hacia delante utilizando un almohadón o varias mantas dobladas para apoyar el torso. Esto puede ayudarte a relajarte aún más.

Abre bien las piernas en Upavistha Konasana, la postura sentada a horcajadas. Si lo deseas, puedes hacer un pliegue hacia delante con más apoyo añadiendo un cojín o mantas. Esta postura estira los isquiotibiales y la cara interna de los muslos, al tiempo que alarga la columna vertebral.

Baddha konasana

Muchas chicas y mujeres jóvenes sufren calambres cuando tienen la menstruación. Los calambres suelen sentirse como un dolor en el abdomen (barriga), la pelvis (zona de la cadera), la parte baja de la espalda y la parte superior de las piernas. El dolor suele ser más intenso el día antes de que empiece la regla y el primer día de la regla.

Si los calambres son fuertes (muy dolorosos), es posible que no te sientas capaz de ir al colegio. En lugar de faltar a clase, puedes probar a hacer estiramientos y ejercicios de intensidad moderada para aliviar el dolor causado por los calambres.

Puede que sientas que tienes menos energía de lo normal durante los dos primeros días de menstruación, cuando el sangrado y los calambres suelen ser más intensos. Los ejercicios de alta intensidad, como correr, pueden no ser apropiados. En cambio, el yoga y los ejercicios de respiración pueden ser una buena forma de ayudar a reducir el dolor causado por los calambres. El yoga también reduce el estrés, mejora la flexibilidad y fortalece los músculos.

Las posturas de yoga de la Cobra, el Gato, la Vaca y el Pez son algunos buenos ejercicios que puedes probar. Pueden ayudarte a sobrellevar los calambres fuertes y son mejores para los días de menstruación más intensa. Los estiramientos se realizan mejor cuando el cuerpo está caliente (como después de un baño o una ducha). Cada estiramiento debe mantenerse entre 30 y 60 segundos. No fuerces hasta el punto de sentir dolor o incomodidad.

Siguiente artículo

Ejercicios similares al yoga