Postura de pajaro yoga
Posturas

Postura de pajaro yoga

Ananda Surya
Ananda Surya

Postura del pájaro en la cesta

Lo más probable es que Parsva Balasana (Postura del perro pájaro) no tenga 2.000 años de historia en la tradición del yoga. Es más probable que el concepto de perro pájaro -símbolo de uno de sus pasatiempos favoritos- proceda de los británicos que colonizaron la India, al igual que muchas de las posturas más gimnásticas del yoga.

Como estabilizador del tronco, la postura del perro pájaro es más fácil para la espalda que los abdominales o las sentadillas. La clave para trabajar el tronco en la postura del perro pájaro es recordar utilizar el hueso hioides. El hueso hioides, un pequeño hueso en forma de U situado en la parte superior de la garganta, es más conocido por su influencia en la deglución. Sin embargo, este pequeño hueso -el único del cuerpo que no está directamente conectado a otro- también es clave para determinar nuestra postura.

Cuando el hueso hioides se retrae en la parte superior de la garganta, todo el aparato digestivo y los músculos centrales se contraen para dar apoyo frontal a la columna vertebral. Cuando el hueso hioides empuja hacia delante, como ocurre cuando echas la cabeza hacia atrás, estas estructuras empujan hacia la parte frontal del cuerpo. Prueba este experimento:

Discuto en detalle la importancia de la posición del hueso hioides en un artículo sobre Chaturanga Dandasana. Es fundamental entender la relación entre la posición de la cabeza y la estabilidad central en casi todas las asanas de yoga. Pero en posturas boca abajo como Bhujangasana (Postura de la Cobra), Urdva Mukha Svanasana (Postura del Perro Boca Arriba), Chaturanga Dandasana y Postura del Perro Pájaro, es especialmente importante, ya que el tronco está especialmente sujeto a la fuerza de la gravedad y el peso puede ejercer presión sobre la columna vertebral. Llevar el hueso hioides hacia atrás hace que el tronco se tonifique hacia la columna vertebral, estabilizándola y protegiéndola.

Postura de yoga Ave del Paraíso

La postura del niño alarga y estira la columna vertebral. Estira suavemente las caderas, los muslos y los tobillos. Ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad liberando la tensión de la espalda, el cuello y los hombros. Favorece una respiración fuerte y constante.

La postura de la montaña es la más básica y, por tanto, la base de todas las demás. Fomenta la quietud, la fuerza, la potencia relajada y la estabilidad inamovible asociada a las montañas. Fortalece los cuádriceps, los glúteos, los abdominales y los pies.

La postura del arado mejora la digestión y estimula la tiroides. Ayuda a calmar el cerebro y el sistema nervioso, aliviando el estrés. Estira los hombros y la columna vertebral. (Evita esta postura si tienes problemas de cuello o espalda).

La postura del trípode (con las piernas flexionadas es una posición inicial) es una postura avanzada que fortalece los hombros, el tronco y el cuello. Calma la mente, alivia el estrés y puede ayudar a combatir el insomnio. Estimula las glándulas pituitaria y pineal.

La postura del trípode (variante con las piernas por si te aburres estando boca abajo) es una postura avanzada que fortalece los hombros, el tronco y el cuello. Calma la mente y alivia el estrés y puede ayudar con el insomnio. Estimula las glándulas pituitaria y pineal.

Posturas de yoga con nombres de pájaros

Los artículos de Verywell Fit son revisados por profesionales de la nutrición y el ejercicio. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

La Postura del Ave del Paraíso (Svarga Dvijasana) parece un reto. En esta postura ocurren muchas cosas, como la postura de la atadura, la postura sobre una pierna y el estiramiento de los isquiotibiales. Empieza a tener mucho más sentido cuando la desglosas paso a paso. Debes ser capaz de hacer la Postura del Ángulo Lateral Extendido (Baddha Utthita Parsvakonasana) antes de poder hacer Ave del Paraíso. Si puedes hacer la postura con la correa, el pecho abierto y una sonrisa, no dudes en intentar la transición a la postura de pie en Svarga Dvijasana incorporando la correa. Pero si todavía estás trabajando en la postura, no tengas prisa por seguir adelante. Esta postura seguirá aquí cuando estés preparado para ella.

Postura de pájaro volador

Hay muchas posturas de yoga que pueden ayudarte a sentirte fuerte y equilibrado, pero ¿sabías que la postura del cuervo puede ayudarte a volar? La postura del cuervo o kakasana es una postura de yoga tradicional que los principiantes pueden realizar. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta postura clásica: sus beneficios, cómo hacerla, modificaciones y cómo estar seguro mientras la practicas. Así que prepara tu esterilla y prepárate para volar.

Resumen del artículo Para hacer la postura del cuervo, primero empieza en malasana, o postura de la guirnalda, con la cabeza hacia arriba y los codos y las rodillas presionados entre sí. Desde la malasana, coloca las palmas de las manos apoyadas en el suelo, separadas a la anchura de los hombros y con los dedos separados para mayor estabilidad. A continuación, desplaza el peso hacia delante y levanta los abdominales. Esto puede ser difícil, pero doblar los codos y mover el pecho hacia delante te ayudará. Una vez arriba, coloca las rodillas sobre los tríceps y aprieta las cosas interiores contra los lados del torso. Para terminar la postura, levante lentamente los pies del suelo de uno en uno. Para más consejos de nuestro coautor Instructor de Yoga, como por ejemplo cómo hacer la postura del cuervo desde la parada de cabeza trípode, ¡sigue leyendo!

Siguiente artículo

Posturas de yoga challenge para dos