Posiciones de yoga para aliviar el dolor menstrual
Posturas

Posiciones de yoga para aliviar el dolor menstrual

Ananda Surya
Ananda Surya

Yoga de época

Muchas chicas y mujeres jóvenes sufren calambres cuando tienen la regla. Los calambres suelen sentirse como un dolor en el abdomen (barriga), la pelvis (zona de la cadera), la parte baja de la espalda y la parte superior de las piernas. El dolor suele ser más intenso el día antes de que empiece la regla y el primer día de la regla.

Si los calambres son fuertes (muy dolorosos), es posible que no te sientas capaz de ir al colegio. En lugar de faltar a clase, puedes probar a hacer estiramientos y ejercicios de intensidad moderada para aliviar el dolor causado por los calambres.

Puede que sientas que tienes menos energía de lo normal durante los dos primeros días de menstruación, cuando el sangrado y los calambres suelen ser más intensos. Los ejercicios de alta intensidad, como correr, pueden no ser apropiados. En cambio, el yoga y los ejercicios de respiración pueden ser una buena forma de ayudar a reducir el dolor causado por los calambres. El yoga también reduce el estrés, mejora la flexibilidad y fortalece los músculos.

Las posturas de yoga de la Cobra, el Gato, la Vaca y el Pez son algunos buenos ejercicios que puedes probar. Pueden ayudarte a sobrellevar los calambres fuertes y son mejores para los días de menstruación más intensa. Los estiramientos se realizan mejor cuando el cuerpo está caliente (como después de un baño o una ducha). Cada estiramiento debe mantenerse entre 30 y 60 segundos. No fuerces hasta el punto de sentir dolor o molestias.

¿Qué posturas ayudan a aliviar el dolor menstrual?

Según el Dr. Grossman, dormir en la postura del niño, que consiste en doblarse hacia delante y apoyar la cabeza en el colchón con las rodillas dobladas debajo, puede aliviar los calambres menstruales.

¿Qué punto de presión alivia los dolores menstruales?

En la parte superior del pie, coloque el pulgar entre el pulgar y el segundo dedo. Presiona el punto con una presión uniforme moviéndote hacia la espinilla en el lugar donde se unen estos dos huesos. Presiona durante un minuto aumentando la presión.

Aliviar los dolores menstruales rápidamente

Es bien sabido que la práctica del yoga calma, centra y fortalece el cuerpo y la mente. Puede que no te apetezca hacer ejercicio durante la regla, pero practicar yoga para la menstruación puede ofrecerte enormes beneficios para equilibrar tu estado de ánimo y -no nos cansaremos de repetirlo- aliviar los dolores. ¿Quién podría negarse?

Algunas posturas de yoga son especialmente adecuadas para tratar las zonas en las que los calambres son más frecuentes. Piensa en la espalda, el estómago, las caderas y la pelvis… Estirar estas zonas relajará los músculos que rodean el útero e incluso podría revolucionar el futuro de tus periodos.

A continuación te presentamos algunas posturas cuidadosamente seleccionadas que no son demasiado extenuantes y resultarán accesibles para los principiantes. Estas posturas te ayudarán a relajarte y son perfectas si no tienes tiempo para una clase de yoga.

Ponte a cuatro patas sobre las manos y las rodillas y levanta las rodillas al exhalar. Levanta la cadera hacia el cielo y estira los talones y los hombros (no te preocupes si los talones no tocan el suelo). Permanece en esta posición durante varias respiraciones completas y deja que tu vientre acalambrado se relaje, concentrándote en respirar profundamente (y en no caerte).

Posición de calambre menstrual

Hay algunas personas que lucen sus Lululemon y realmente van a yoga. Y hay otras personas que lucen pantalones de yoga y se tumban en savasana… en su cama mientras ven Netflix. Oye, no te juzgo. Pero si has estado pensando en hacer yoga y te falta motivación para sacar la esterilla de casa o ir a clase, puede que te interese lo siguiente: el yoga puede ayudar a aliviar los calambres, el dolor de cabeza, la ansiedad y otros síntomas relacionados con la menstruación. Si practicas yoga durante mucho tiempo, estos beneficios serán aún más probables, pero incluso hacer yoga durante 5 minutos puede ayudar a que desaparezcan los dolores menstruales más rebeldes.

Los bandhas, en particular, pueden ayudar a aliviar los calambres. En sánscrito significa «cerrar», «sellar» o «atar», y hay tres bandhas que son esencialmente contracciones musculares diseñadas para ayudarte a concentrarte en tu conciencia y respiración, y a moverte por las posturas con una sensación de ligereza. Mula bandha es la contracción constante del perineo (el músculo situado entre los genitales y el ano) y ayuda a experimentar una sensación de ligereza. Uddiyana bandha es una contracción muscular a diez centímetros por debajo del ombligo, que permite llevar la respiración a la caja torácica. Por último, Jalandhara bandha, la contracción de dejar caer la cabeza hacia el pecho. Este bloqueo es más raro, pero se dice que impide que la energía se escape de la parte superior del cuerpo.

Estiramientos para el dolor de espalda menstrual

5 min readEn esa época del mes, muchas mujeres sufren dolor menstrual o, para darle su nombre médico, dismenorrea. Puede tratarse de un dolor sordo o de calambres en el bajo vientre que aparecen justo antes y durante la menstruación.

Los analgésicos pueden aliviar el dolor de los calambres, pero hay soluciones más naturales que pueden ayudar a solucionar el origen del dolor. Contrariamente al mito generalizado sobre la menstruación, se recomienda hacer ejercicio durante el periodo, ya que ayuda a liberar endorfinas (el analgésico natural del cuerpo), lo que significa que los entrenamientos ligeros pueden reducir los calambres y el dolor menstruales.

Cómo hacer esta postura: Colócate de rodillas. Baja las nalgas hacia los talones. Siéntate con la espalda recta, exhala y estira el cuerpo hacia abajo y hacia delante, de modo que el estómago descanse sobre los muslos. Extienda los brazos por encima de la cabeza y apóyelos en el suelo, y apoye la frente en la esterilla. Mantén la mirada hacia dentro con los ojos cerrados. Sienta un ligero estiramiento en los hombros y las nalgas, y a lo largo de la columna vertebral y los brazos. Mantén la postura durante un minuto o más, respirando suavemente. Si quieres hacer una postura más profunda, puedes abrir las caderas apuntando con las rodillas hacia el borde de la esterilla en forma de triángulo.

Siguiente artículo

Posicion del bebe yoga