Ejercicios de yoga para piernas y gluteos
Ejercicios

Ejercicios de yoga para piernas y gluteos

Ananda Surya
Ananda Surya

Yoga para glúteos y muslos para principiantes

¡Un buen trasero es el nuevo negro! Hoy en día, los glúteos se han convertido en la parte del cuerpo que todos queremos levantar, moldear, endurecer y tonificar. Un trasero de infarto no sólo redondea (valga el juego de palabras) el físico perfecto, sino que también ayuda a nuestro cuerpo a alcanzar un equilibrio práctico, ya que favorece la postura y reduce el dolor en la zona lumbar.

Los glúteos y los isquiotibiales, con diferencia el grupo muscular más grande del cuerpo, son responsables de la estabilización pélvica, así como de la fuerza y la movilidad de las caderas. Adecuadamente entrenados, estos potentes músculos de la espalda ayudan a mantener la tensión fuera de la zona lumbar y las articulaciones, mejorando el movimiento funcional y equilibrando de forma óptima el peso corporal. Además, todos sabemos que cuando desarrollamos masa muscular magra, aumentamos nuestra tasa metabólica en reposo. Trabajar estratégicamente el grupo muscular más grande de nuestro cuerpo puede acelerar la quema de grasa y ayudarnos a mantener el peso. Así que empecemos a desarrollar ese trasero.

Aquí está la anatomía básica 411: Nuestros glúteos se componen de 3 músculos principales: El glúteo mayor (que constituye la masa muscular de nuestro asiento y tiene el potencial de ser el músculo más potente del cuerpo humano) y los glúteos medio y menor, que son responsables de la aducción y abducción de las caderas.

Yoga para glúteos y caderas

El yoga es fantástico para desarrollar y aumentar la flexibilidad, trabajar la resistencia y la claridad mental. También es muy bueno para fortalecer y tonificar, y pensé que había reunido un par de poses que se centran en las piernas y las nalgas porque muchos de nosotros sentados durante muchas horas durante el día y con el tiempo que puede acortar los flexores de la cadera y los isquiotibiales y nos hacen perder un poco de ese umph en nuestra parte trasera. 🙂 Calienta antes de hacer estas posturas. Asegúrate siempre de moverte dentro de un rango libre de dolor. Puedes hacerlas tal cual o incorporarlas a tus saludos al sol.

Comienza en Tadasana (postura de la montaña), como se muestra en la imagen. Los pies y las piernas están juntos. Las rodillas levantadas y los cuádriceps comprometidos. Echa los hombros hacia atrás y deja que las manos se adelanten de forma natural. Gire las manos ligeramente hacia fuera, separando los dedos. Ensancha las clavículas, relaja los hombros alejándolos de las orejas. Mete el coxis por debajo y alarga toda la coronilla. Inspire y espire de manera uniforme. En la siguiente inspiración, dé un paso atrás con la pierna izquierda.1. Estocada alta

Posturas de yoga

¡Un buen trasero es el nuevo negro! Hoy en día, el trasero se ha convertido en una de las partes del cuerpo que todos queremos levantar, moldear, endurecer y tonificar. Un trasero de infarto no sólo redondea (valga el juego de palabras) el físico perfecto, sino que también ayuda a nuestro cuerpo a alcanzar un equilibrio práctico, ya que favorece la postura y reduce el dolor en la zona lumbar.

Los glúteos y los isquiotibiales, con diferencia el grupo muscular más grande del cuerpo, son responsables de la estabilización pélvica, así como de la fuerza y la movilidad de las caderas. Adecuadamente entrenados, estos potentes músculos de la espalda ayudan a mantener la tensión fuera de la zona lumbar y las articulaciones, mejorando el movimiento funcional y equilibrando de forma óptima el peso corporal. Además, todos sabemos que cuando desarrollamos masa muscular magra, aumentamos nuestra tasa metabólica en reposo. Trabajar estratégicamente el grupo muscular más grande de nuestro cuerpo puede acelerar la quema de grasa y ayudarnos a mantener el peso. Así que empecemos a desarrollar ese trasero.

Aquí está la anatomía básica 411: Nuestros glúteos se componen de 3 músculos principales: El glúteo mayor (que constituye la masa muscular de nuestro asiento y tiene el potencial de ser el músculo más potente del cuerpo humano) y los glúteos medio y menor, que son responsables de la aducción y abducción de las caderas.

Yoga para aumentar los glúteos

El yoga no sólo equilibra el cuerpo y la mente, sino que también estira y fortalece los músculos. Mantenga una postura el tiempo suficiente y empezará a sentir el calor como si estuviera levantando pesas en el gimnasio. Pero a diferencia de otras formas de ejercicio, el yoga es de bajo impacto y baja intensidad.

CÓMO HACERLO: Sobre las manos y las rodillas, levanta el brazo derecho hacia delante y la pierna izquierda hacia atrás. Mete la barriga hacia la columna. Inspira y levanta el brazo y la pierna. Mantenga la postura durante unas cuantas respiraciones. Exhale y vuelva a colocar la mano y la rodilla en el suelo. Repita del otro lado levantando el brazo izquierdo y la pierna derecha.

CÓMO HACERLO: Desde las manos y las rodillas, exhale, enderece las rodillas y levante las nalgas hacia arriba para hacer el Perro Boca Abajo. Aguanta unas cuantas respiraciones. Apoye las manos y el pie izquierdo en el suelo y levante la pierna derecha hacia el techo. Para abrir las caderas, dobla la rodilla derecha y gira el pie derecho hacia el lado izquierdo. A continuación, cuadra las caderas y vuelve a levantar la pierna derecha. Aguanta unas cuantas respiraciones y vuelve a apoyar el pie en el suelo. Repita con la pierna izquierda.

Siguiente artículo

Ejercicios de yoga estiramientos de cuello hombros y espalda