Como cruzar piernas yoga
Asanas

Como cruzar piernas yoga

Ananda Surya
Ananda Surya

Más información

Independientemente del deporte que practiques, unos músculos isquiotibiales flexibles son fundamentales para la movilidad. Mantener esos músculos flexibles es crucial para la amplitud de movimiento y la prevención de lesiones, pero un hecho poco conocido es que los isquiotibiales abarcan tanto la parte posterior como los laterales de los muslos. Centrarse en la zona posterior para estirar bien los isquiotibiales no es suficiente. Como estamos tan orientados hacia delante, incluso cuando estiramos tendemos a centrarnos en la parte delantera y trasera del cuerpo, y los lados desatendidos del cuerpo se tensan, lo que provoca problemas como dolor en la banda IT y tensión en la cadera. Pruébalo: Este sencillo pliegue hacia delante estira los isquiotibiales laterales, es decir, los isquiotibiales externos, también conocidos como abductores, que también proporcionan alivio a la banda IT. Continúa con este reajuste con la colección de reajustes de isquiotibiales en Athletes for Yoga Video.

¿Por qué no puedo cruzar las piernas en yoga?

Tus muslos soportan el estiramiento cuando te sientas con las piernas cruzadas y no tener un muslo más fuerte no te ayudará a mantener la postura durante mucho tiempo. Por lo tanto, es absolutamente importante ejercitar las piernas al menos una vez a la semana. Tener los músculos pélvicos flojos es peor que tenerlos demasiado tensos.

¿Cómo se abren las caderas para sentarse con las piernas cruzadas?

Los mejores estiramientos para sentarse con las piernas cruzadas

Meta la pelvis debajo de usted e inclínese suavemente hacia delante mientras dobla la rodilla delantera hasta que sienta un estiramiento a lo largo de la parte delantera de la cadera. Mantén la posición durante 30 segundos y repite la operación dos veces con cada pierna.

¿Qué músculos están tensos si no puedes cruzar las piernas?

Es posible que tengas los músculos del suelo pélvico tensos.

Y cuando el suelo pélvico está tenso, puede provocar tensión en los músculos circundantes de la cadera y la pelvis. «La tensión en los músculos posteriores del suelo pélvico puede tirar de tu rabadilla hacia abajo y dificultar que te sientes con la espalda recta durante esta posición con las piernas cruzadas», dice Duvall.

Como cruzar piernas yoga del momento

Los artículos de Verywell Fit son revisados por profesionales de la nutrición y el ejercicio. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Postura fácil (Sukhasana) es el nombre que recibe cualquier postura cómoda, con las piernas cruzadas y sentada, y una de las posturas más básicas utilizadas en la práctica del yoga y la meditación. En este caso, sin embargo, fácil no significa lo contrario de difícil. Significa «con facilidad».

Por lo tanto, sentarse en Sukhasana es en realidad sentarse de cualquier manera con facilidad. Para algunas personas, el uso de accesorios como mantas, toallas y bloques de yoga puede ayudarte a sentirte lo más cómodo posible en esta postura.

Sukhasana ofrece una variedad de beneficios para las personas que están embarazadas. Además de abrir las caderas, ayuda a estirar la columna vertebral, aumenta la energía, levanta el ánimo, mejora la digestión y mejora la respiración.

La Sukhasana es una postura bastante sencilla, pero en ella intervienen varias partes del cuerpo. Para obtener los máximos beneficios de la postura y evitar molestias y posibles lesiones, prueba estos consejos para afinar la postura.

Más información

Sentarse con las piernas cruzadas es una parte importante de la práctica del yoga y se utiliza habitualmente para las prácticas de respiración y meditación. Requiere flexibilidad en la parte posterior de los muslos, la parte posterior de la pelvis y la cara interna de los muslos, así como rotación externa de las articulaciones de la cadera. Todos estos son músculos muy fuertes que pueden tardar mucho tiempo en estirarse. Tanto si te sientas en una postura sencilla con las piernas cruzadas, como la Sukhasana, como en una más difícil, como la Padmasana (postura del loto), desarrollar la flexibilidad necesaria para sentarte con facilidad es un proceso gradual.

Y es importante tener en cuenta que cada persona tiene una estructura anatómica diferente en sus caderas, lo que puede inhibir potencialmente este tipo de movimiento. Si éste es tu caso, intentar llegar a la Padmasana (postura del loto) es un objetivo inadecuado. Te animo a que pruebes otras posturas que te resulten más cómodas, como Vajrasana (postura del rayo), sentado sobre los talones, Virasana (postura del héroe), sentado entre los talones, o Gomukhasana (postura de la cara de vaca). También puedes meditar sentado en una silla. La silla debe ser firme, la espalda recta y los pies en el suelo o apoyados en un libro o cojín.

¿Es malo sentarse en el suelo con las piernas cruzadas?

Sentarse con las piernas cruzadas es una postura relativamente fácil para practicar la conciencia básica del cuerpo. Además, puedes realizar torsiones, flexiones laterales e inclinaciones hacia delante. Desde esta posición también puedes hacer posturas de fortalecimiento de los brazos, como una elevación, así como acciones de estiramiento de los hombros.

Si tienes dificultades para sentarte erguido con las piernas cruzadas, una opción es sentarte con una espinilla doblada hacia el exterior del muslo en una postura semiarrodillada. También es una buena opción si tienes dificultades para inclinarte hacia delante con las piernas cruzadas.

Una acción que puedes practicar en cualquier variación de la postura con las piernas cruzadas es presionar los pies hacia abajo. Si presionas hacia abajo cualquiera de los pies, puede que notes una sensación de tensión y/o activación muscular a lo largo del borde exterior de la espinilla y el muslo. También puedes notar que se activan los glúteos. Ésta es una de las razones por las que me gusta presionar el pie (o los pies) hacia abajo. Es una forma de activar los músculos de la cadera y la pierna.

Si tengo molestias en la rodilla, tiendo a centrarme en presionar hacia abajo sólo con el pie delantero. La rodilla de este pie suele estar sometida a menos tensión cuando me siento con las piernas cruzadas. Además, alterno el pie que está delante. A menudo la gente se acostumbra a tener una pierna delante. Alternar la pierna de delante puede resultar extraño al principio, pero con la práctica, sobre todo presionando el pie hacia abajo, puede resultar gradualmente más normal. También es una forma de detectar problemas en las rodillas o las caderas, así como de observar la posición de los pies al sentarse con las piernas cruzadas.

Siguiente artículo

Yoga facil para hacer en casa