La coherencia cardíaca

En la sociedad en la que vivimos nuestra mente ha pasado de ser una maravillosa herramienta a convertirse en la jefa de nuestras vidas. Hemos olvidado nuestro corazón, nuestra esencia, nuestro yo real, desconectándonos del Sentir.

Cerebro y corazón están en continua comunicación. Ya se sabe que el corazón tiene su propio sistema nervioso independiente. Este complejo sistema se conoce como el cerebro del corazón. El corazón envía señales continuamente al cerebro. Estas se transmiten a la amígdala como centro de procesamiento emocional. También al tálamo, que se sincroniza con nuestras funciones corticales y afecta anuestros centros cerebrales superiores, que son los responsables de la claridad de pensamiento y de la toma de decisiones.

Igualmente el cerebro envía señales al corazón, que regulan su ritmo cardíaco. Hay investigadores que observando este tráfico de información aseguran que el corazón envía mucha más información al cerebro de la que recibe. Si esto es así nos indica que las funciones cerebrales dependen en gran medida de la información que reciben del corazón.

Cuando esta comunicación corazón-cerebro va bien entramos en sincronía. Es un estado de mayor coherencia. Cuando cerebro y corazón están en esta sincronía entramos en un estado saludable que nos regenera. 

Obtenemos así:

Estabilidad orgánica a todos los niveles

Mayor equilibrio

Acceso a la intuición

Mejora en las funciones mentales: mayor claridad, capacidad de concentración, percepción más amplia, 

Cuando estamos con emociones estresantes estamos en baja coherencia

Cuando estamos en emociones elevadas: compasión, gratitud…estamos en elevada coherencia.

¿Cómo podemos ayudar a que se genere la coherencia cardíaca? 

Es la práctica que vamos a llevar a cabo.

¿Cuándo?

Miércoles 13 de Octubre, de 20 a 21 hr

¿Dónde?

Presencial en Padmé Yoga y Más.

On-Line vía Zoom

Aportación

12€

Facilitadora 

Olga García Alba

padmeyogaymas@gmail.com

Tlfn: 658425548