Impermanencia versus Amor.

Recorriendo caminos que eran antiguos y ahora son nuevos

 

Basta un instante para que todo cambie. ¿Qué queremos decir con esta expresión?¿Es una ilusión más de nuestra percepción humana? Para mí que si.

La impermanencia es una realidad. Todo va en continuo movimiento-flujo.

 

Dentro de nuestra percepción humana, suelen ser “acontecimientos potentes” los que nos devuelven a esta realidad. El resto del tiempo vivimos como si todo fuese permanente y dándolo todo por hecho. De repente, zas: un problema grave de salud, la perdida de un ser querido, un divorcio…y “nuestro pequeño mundo”, y digo pequeño porque es el mundo del “pequeño yo”, se derrumba. 

 

Ahí se nos abre la posibilidad de volver al “Yo Real” y, desde esa ubicación,  pasar por lugares antiguos y que nos parezcan nuevos. Ahí se nos abre la posibilidad a vivir cada instante como único, porque lo es. Los lugares nunca son los mismos aunque lo aparenten, aquellos a los que amamos de pronto ya no están, cada abrazo y cada beso tienen infinitos matices, cada mirada es única…. Y todo así si decidimos VIVIR (con mayúsculas). Vivir es  en el gran compromiso con nosotros y consecuentemente con todo y con todos. Vivir 

 

La vida, cada instante…es único e irrepetible, dentro del movimiento que todo lo contiene y que, una vez tras otra, nos devuelve a la única realidad, a lo que es….al Amor. El Amor lo es todo, está contenido en todo y  lo contiene todo, absolutamente todo…sin excepción.

VIVIR , así con mayúsculas, es AMAR y, desde el Amor, todo Es.

 

El Amor Es.

Tú eres Amor.

Todo es Amor.

El Amor Es.

 

https://padmeyogaymas.es/quienes-somos/biografia/