POR AHÍ NO ES – POR AHÍ SI ES

(Imagen de Pixabai)

POR AHI NO ES …POR AHI SI ES

La opción siempre es Amar…todo cuanto acontece y a todos.

Ante cualquier situación tenemos la posibilidad de elegir, ¿Desde donde la estoy mirando? ¿Desde donde quiero mirarla?

Agravios, fracasos, comparaciones vienen siempre del mismo lugar, ese pequeño yo, ese ego, que siempre busca la separación. No una separación  sólo en el plano físico sino entre los corazones, nuestra esencia.

Cada día la vida me va enseñando amablemente y, a veces no tanto pero necesario para que me pueda dar cuenta, que todo cuanto nos separe-divida, nada tiene que ver con el Amor…POR AHI NO ES.

Ante situaciones que definimos como desagradables lo primero que suele activarse es una reacción a través de secuencias de pensamientos, emociones y , a veces, acciones de respuesta. Esa parte nuestra es el ego, con toda su historia y sus heridas. Suele venir acompañada de enfado, juicio, culpa, deuda, fracaso y un largo etc.

Cuando me doy cuenta de esto, ya no me dejo arrastras y tengo la opción de preguntarme ¿Cómo puedo ver esta situación desde el Amor que soy, que todos en esencia somos? Al hacerme esta pregunta, en mí se activa una profunda comprensión de la situación que se está dando, un gran respeto y tolerancia sin negarme yo ni lo que esté ocurriendo. 

Esto nada tiene que ver con el buenismo sino al contrario. Tiene que ver con darme cuenta, con no negar nada y desde ahí llevar a cabo una acción consciente, muy diferente a las reacciones del ego. Esta acción es desde la serenidad, clara, carente de juicio alguno ni enfado. Se siente paz, un respeto profundo y todo la capacidad necesaria para llevarla a cabo.

Esta mirada me lleva a ver al otro como un ser igual a mi en Esencia y a su parte humana en un proceso evolutivo que es el perfecto para el en este momento. Me refleja lo que no está sanado en mí y de eso es de lo único que he de ocuparme. Ver al otro desde ahí es un acto de amor porque no hay una separación de corazones, esa esencia en inmutable y totalmente independiente de las acciones que ese ser humano esté llevando a cabo, de los acontecimientos que se estén dando. Y esto es aplicable a todas las situaciones: personales, familiares, sociales, planetarias…

 No estoy hablando de buenismo porque ese acto de amor, a veces, tiene que concretarse en acciones que llevan a límites claros y con vehemencia.  

Y desde ese límite estamos amándonos y amando al otro o a la situación que nos haya puesto en brete. Aunque los caminos se separen, aunque esto signifique que personas se alejen, que tengamos que hacer cambios en situaciones de vida: trabajos que ya no nos permiten expresarnos desde la Esencia, matrimonios o parejas que ya han terminado su ciclo, familia que deja de serlo en el sentido auténtico, etc.

Discernir es fundamental para darnos cuenta de lo que viene del ego y lo que corresponde a nuestro corazón, a esa Esencia. 

Y un indicador claro es que podemos mirar con amor a esas personas, a esas situaciones de vida. Ahí no hay enfado, ni fracaso, ningún juicio. 

Observando mi camino y sabiendo del de otras personas que siguen lo que su corazón les guía y, a la vez, con un compromiso permanente de trabajarse todo lo que no viene del corazón; hoy quiero compartiros la certeza de que toda accion-decision que tomemos desde ahí, desde nuestro corazón, será la acertada porque es una decisión desde el Amor. Desde ahí estamos amándonos y amandolo todo ya todos.

El Amor es la fuerza más poderosa del Universo y, para mí, el único camino para ser libres, felices, auténticos…y así compartirnos en nuestras vidas aquí y ahora.

¿Cómo puedo Amarme en esta situación? ¿Cómo puedo Amar esta situación, a estas personas…?

POR AHI SI ES.

Que todo cuanto salga de ti!

Que todo cuanto llegue a tu vida!

Sea por Amor y para el Amor!

Feliz inicio de semana!

Feliz Vida!

Namaste