Celebrando la vida

Celebrar la vida no significa caminar de otra manera. Sí, caminar con honestidad, abrazando lo que toca, lo que un@ siente en este momento: tristeza, alegría, dolor, rabia, amor…. abrazar todo esto al tiempo que un@ se abraza con aceptación plena, con amor incondicional…con lo que somos aquí y ahora.

Creo que la alegría no proviene del positivismo ni de intentar mirar las cosas de otra manera. Creo que la alegría, la verdadera alegría, la alegría profunda se encuentra dentro, muy dentro de cada uno de nosotros. Siento que la hayamos precisamente, no cuando intentamos mirar las cosas de otro modo sino cuando transitamos, cuando atravesamos, cuando miramos de frente lo que nos toca vivir en ese momento…. sin exigencia hacia nosotros, sin exigencia hacia los demás, sin  pretensión de ser otra cosa que lo que somos exactamente en este preciso instante; con lo que sea que estemos viendo: odios, rencores, alegría, amor profundo, rabia…lo que sea. Sin pretender ser otra cosa que lo que somos aquí y ahora y sabiendo que dentro de esa humanidad y en lo más profundo de nosotros lo que somos es luz y amor….y no hay otra realidad.

Podemos celebrar así la vida, caminando con lo que toca; porque la vida no solo es alegría y amor. La vida también es envidia, la vida es rencor, la vida es dolor, la vida es lluvia, la vida es sol…la vida es todo. La vida eres tú. La vida soy yo.

celebrando_la_vida_2015